lunes, 14 de junio de 2010

EJERCICIOS POR PAREJAS

Tienen características parecidas a las de los ejercicios de autocarga. Sólo que hace falta que se tenga disponible una pareja a la hora de realizar los ejercicios.

En este sistema se emplea a un compañero durante la ejecución de todos los ejercicios, salvo los de calentamiento iniciales que se podrían hacer de forma individual o también por parejas. Esta participación permitirá que las actividades sean muy variadas y su composición más interesante, pues puede añadirse el empleo de material adicional (cuerdas, picas, balones, etc...). Esto último es muy interesante en el alto rendimiento, sobre todo en los deportes de equipo, donde se llevan a cabo muchos ejercicios de entrenamiento por parejas con el material adecuado.

Los ejercicios de parejas se pueden resumir principalmente en cinco grupos:

A) Ejercicios con ayuda: El compañero facilita la ejecución del ejecutante.

B) Ejercicios entre dos: Alternan las funciones de ayudante y ejercitante.

C) Ejercicios de oposición razonada: el ejecutante supera la fuerza que opone el compañero.

D) Ejercicios de combate: Tratando de vencer constantemente la oposición del compañero.

E) Ejercicios de levantar y cargar: Se llevan a cabo mediante transportes variados.

También podemos agrupar los ejercicios en función del material que vayamos a utilizar, aunque normalmente el material que necesitamos no es imprescindible para llevar a cabo una sesión de este tipo.

Los ejercicios por parejas se suelen emplear para incidir sobre grandes grupos musculares. Sin embargo, las reacciones no siempre son iguales para todos los participantes y en ocasiones, el compañero puede dificultar considerablemente la coordinación de los movimientos del ejecutante. Los ejercicios por parejas tienen la función de facilitar o de dificultar el trabajo del compañero.

La carga empleada es de carácter variable en función del peso del compañero (de mayor, similar o menor peso). Al principio es mejor organizar las parejas con compañeros de características similares. También es preferible partir de una forma física adquirida y haber practicado antes ejercicios por autocargas, pues el peso del compañero puede resultar en ocasiones excesiva.

Al igual que ocurría con los ejercicios de autocarga, estos ejercicios suelen incidir sobre la capacidad aláctica o un poco sobre la capacidad anaeróbica láctica. Pero si realizamos una sesión donde las pausas sean mínimas y la intensidad media, también estaremos trabajando la capacidad aeróbica en un pequeño grado.

Estos son ejercicios muy interesantes a veces, porque nos permiten trabajar con unos ángulos de incidencia que difícilmente mediante la autocarga lo podríamos conseguir.

En cuanto a la metodología general que se debe utilizar en este tipo de prácticas, decir que la sesión suele constar de unos 15-35 ejercicios, por lo que yo he hecho una sesión que consta de 30 ejercicios. Realizando con cada uno de estos ejercicios entre 3-4 series de 8-15 repeticiones. Todos mis ejercicios han constado de tres series con 8-15 repeticiones y con pausas que van desde los 15 segundos hasta el minuto de descanso. Durante la realización de ejercicios isométricos, se pueden hacer como norma general 6 repeticiones por ejercicio y con descansos que oscilan alrededor de los 25-30 segundos.

El tiempo empleado por el compañero en ejecutar el ejercicio puede ser suficiente para recuperar entre series. Existe poco tiempo de descanso entre un ejercicio y el siguiente, no debemos de perder mucho tiempo en las pausas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada